martes, 10 de agosto de 2010

¿Por qué el verdadero cambio no ocurre de la noche a la mañana?

Seguramente hemos escuchado en más de una oportunidad frases tales como: "los cambios no ocurren de la noche a la mañana", "no hay una varita mágica que nos toque y por ello cambiemos de inmediato", "cambiar no es fácil, toma su tiempo", "nadie cambia si realmente no quiere hacerlo", etc.

Estas frases que escuchamos en la vida cotidiana y que son pronunciadas por personas que no necesariamente son expertas o especialistas en el tema del cambio encierran mucha sabiduría.

Prochaska, Norcross y Di Clemente, investigadores sobre el cambio, señalan en su libro Changing for good que los cambios exitosos se dan en 6 etapas:
  1. Pre contemplación: No estamos dispuestos a cambiar ya que no somos conscientes de que necesitamos hacerlo. Cuando nos encontramos en esta etapa acostumbramos pensar o decir: "Este problema lo tengo bajo control", "Finalmente no es grave, puedo esperar", "Se supone que debo cambiar pero no quiero", "Hay otras personas que están peor que yo", "El problema no soy yo, sino los otros...son ellos los que tienen que cambiar", etc.
  2. Contemplación: Nos planteamos el cambio y empezamos a tomarlo en serio. Comenzamos a tener la intención de cambiar y pensamos que ya es momento de hacerlo. Los pensamientos o frases típicas que reflejan que estamos atravesando esta etapa son: "Creo que sí necesito cambiar", "¿Y si ya empiezo a hacer algo para mejorar esto o para cambiar?", "Ya me estoy empezando a cansar de las consecuencias que me genera este comportamiento o problema", etc.
  3. Preparación: Nos ponemos objetivos concretos de cambio, empezamos a trazar un plan y reconocemos los costos del cambio (por ejemplo: dejar zona de comodidad, tolerar el sentir que "se nos mueve el piso", tolerar la incertidumbre de no saber lo que nos va a pasar, empezar a enfrentar ciertas situaciones que antes hemos evitado, etc.).
  4. Acción: Empezamos a dar los primeros pasos para cambiar y a definir el plan de acción a seguir para alcanzar nuestros objetivos de cambio, aceptamos los costos del cambio, identificamos recursos con los que contamos para poder cambiar, reconocemos obstáculos que pueden interferir en nuestro proceso de cambio y sobretodo estamos realmente comprometidos con nuestro cambio y lo demostramos a través de acciones concretas.
  5. Mantenimiento: Empezamos a hacer del cambio algo habitual, a que empiece a formar parte de nuestra vida. A pesar de que surgen tentaciones para retroceder logramos mantener nuestros nuevos comportamientos.
  6. Terminación: Hemos conseguido el cambio. Los nuevos comportamientos ya forman parte de nuestra vida, están arraigados y se mantienen a lo largo del tiempo sin mayor esfuerzo.
Reflexionando:
  • ¿Hay algo que yo realmente desee cambiar? ¿Qué es?
  • ¿En qué etapa de mi proceso de cambio me encuentro en este momento?
  • ¿Qué voy a hacer para pasar a la siguiente etapa de cambio?
  • ¿Cuán comprometido estoy en mi proceso de cambio?
  • ¿Qué tan dispuesto estoy a aceptar los costos del cambio que quiero lograr?
  • ¿Qué recursos voy a necesitar para avanzar en mi proceso de cambio?
  • ¿Qué está impidiendo que pueda avanzar en el cambio que busco lograr?
  • ¿Qué voy a hacer para vencer este obstáculo?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

last few days our group held a similar discussion on this topic and you show something we have not covered yet, appreciate that.

- Lora

Anónimo dijo...

holla web escritor!muy informativo su website!
En estos días es de vital importancia, mantener las personas bien informados sobre todos los temas, incluyendo su trabajo!
Buen trabajo, hasta!!:)
lo siento por horrible espanol!

Anónimo dijo...

Então bonita este blogue está bem desenvolvido.........bom estilo:)
Muito agradável faz mais posts assim !

Patricia Flores Figueroa dijo...

Muchas gracias por sus comentarios y por motivarme a seguir posteando!